Fuimos el primer Colegio en Querétaro en incluir esta disciplina para nuestros alumnos pues consideramos que el yoga proporciona una herramienta que les ayuda a desarrollar su desempeño académico, así como todas y cada una de las habilidades para tener una vida plena. A través de las clases de yoga nuestros instructores especializados logran que nuestros alumnos adquieran nuevos patrones de movimiento; les enseñamos a respirar adecuadamente, a cultivar una atención sostenida y se les acerca a conceptos que mejorarán su calidad de vida, tales como: paz, armonía, compasión, tolerancia etc. También buscamos que nuestros alumnos logren relajarse adecuadamente para reducir el estrés y así tener una mejor disposición para el aprendizaje.


Con las posturas de yoga se busca que el niño rompa viejos patrones de movimiento que lo pudieran tener encasillado en posturas que deterioran su salud física y/o mental. Al proponer al niño nuevos patrones de movimiento esto le permite crear nuevas redes neuronales que le facilitan la autoobservación, la eliminación paulatina de aflicciones mentales y, como consecuencia el mejor aprovechamiento de sus tiempos de estudio.